Hace años hacer root en Android podía llegar a ser un poco complejo según el terminal. Por fortuna, los desarrolladores caseros han ido puliendo las herramientas para hacer que el proceso sea tan fácil como enchufar el móvil por USB a un ordenador y dejar que una aplicación lo haga todo. El problema en este caso es que no siempre hay software para todos los modelos pero, por fortuna, las herramientas universales que valen para todos los móviles están volviendo.

Hace un tiempo apareció una aplicación llamada Kingroot que permitía rootear un montón de móviles con tan solo pulsar un botón. Era sencilla, valía para muchos Androids pero con la aparición de las nuevas versiones del sistema operativo ha quedado en el olvido. Pero con la nueva actualización podremos rootear casi cualquier teléfono o tablet con KitKat o Lollipop.

¿Como se hace?

Si no conoces Kingroot te explicaremos brevemente: se trata de una aplicación para Android que, una vez instalada, lo único que tenemos que hacer es pulsar un botón y esperar a que una barra se complete para darnos permisos de superusuario en el móvil. Rápido, fácil de usar, sin peligros y con el único inconveniente de que la aplicación está en chino pero todo resulta tan intuitivo que es imposible perderse.

Sus creadores afirman que funciona con cualquier teléfono o tablet pero la realidad es que hay algunos modelos que se quedan fuera.

Una vez instalemos la aplicación, no es recomendable que busques entre el resto de opciones. El icono que parece un tridente nos instalará un software adicional que actuará como una suite de seguridad donde podremos controlar procesos en segundo plano, hacer diagnósticos o incluso verificar la calidad de nuestra señal. No merece la pena dedicarle ni veinte segundos. Kingroot hace muy bien su trabajo para rootear, nada más.

Si quieres saber más acerca de la aplicación y su descarga puedes hacerlo directamente desde la página oficial | Kingroot

 

Deja un comentario

avatar